¿Por qué es aconsejable hacer Team Building en Verano?

Siempre es un buen momento para hacer team building. En ocasiones, el trabajo nos agobia y puede llevar a las plantillas al cansancio y al tedio. 

team building en verano

Por eso pensamos que nunca está de más parar un poco para volver con más fuerza. Y, si en estos parones incluimos eventos empresariales de trabajo en equipo, puede ser más sencillo conseguir ese objetivo de renovación que buscamos. 

Buenas fechas para los eventos empresariales

El calendario laboral, muchas veces, no nos permite hacer esas tan necesarias pausas para tomar un poco de aire y retomar nuestras labores con más ganas. A veces vamos con el tiempo justo para sacar adelante la producción o llega alguna campaña que requiere todo nuestro tiempo.

Relax en verano

Así que, aunque siempre viene bien disfrutar de actividades para empresas diferentes a las habituales, hay dos momentos que te recomendamos especialmente: los intervalos entre picos de trabajo fuertes y las vacaciones. 

En este texto nos vamos a centrar en las segundas. Presta atención. 

El trabajo en equipo en las actividades para empresas veraniegas

El verano es una época tan válida como otras vacaciones para organizar planes de coaching empresarial que incluyan divertidas dinámicas de grupos. 

Eso sí, es preciso que estas sean planificadas con cierta antelación, de manera que todos los empleados puedan organizarse otros planes de vacaciones que tengan para que no se solapen con los que haya montado la empresa. 

evento empresarial en la playa

Puedes optar por celebrar estos juegos colectivos como inicio de las vacaciones, reagrupación antes de la vuelta al trabajo o en medio de los días de descanso. Todo depende de cómo mejor cuadren las fechas a la plantilla. 

Los beneficios de hacer coaching empresarial en verano

Entre las ventajas relativas a elegir el verano para estos eventos, destacamos la de que esta estación no suele coincidir con temporadas altas de trabajo. Por consiguiente, te permite tomarse estos ratos con un menor estrés.

De esta forma, además, los empleados no van a tener incompatibilidades de horarios entre el trabajo y las actividades que les han sido planteadas fuera de sus centros laborales. No van a llegar cansados a ninguna de estas actividades.

Por otro lado, el verano es un tiempo especialmente favorable para poder llevar a cabo estas dinámicas de equipo en medio de la naturaleza. La temperatura en estas zonas, si las eliges bien, puede ser más agradable que en plena ciudad, lo que supone un alivio. 

Incluso puedes decantarte por llevar estos planes a alguna playa o zona en la que poder organizar entretenimientos acuáticos. Sin duda, son unas elecciones refrescantes que los trabajadores van a agradecer oportunamente.

En definitiva, cualquier época del año es idónea para el team building, pero te aconsejamos que no borres el verano de tu agenda para concertar alguna de sus sesiones.

Pídenos información Sin Compromiso